El último obrero

El último obrero

La idea subyacente de mi último post El futuro exponencial se basaba en que, tras la invención de la máquina de vapor por Watt en  1775, las máquinas comenzaron a reemplazar al hombre en trabajos mecánicos y que, con la llegada de la inteligencia artificial, los ordenadores están comenzado a reemplazar, a un ritmo vertiginoso, los trabajos intelectuales.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: