Economía Feminista (2)

Economía Feminista (2)

En el anterior post prometía analizar de qué forma el pensamiento feminista critica los fundamentos mismos de la construcción teórica de la economía. Lo prometido es deuda, así que empezaremos por algunos de los supuestos fundamentales. Pero antes, permítanme narrrar una historia que ha recogido Julie Nelson (Beyond Economic Man: Feminist Theory and Economics). En la contraportada de cada número de la revista Econometrica figura esta declaración de principios: Sigue leyendo

Economía Feminista (1)

Economía Feminista (1)

Hay un sesgo androcéntrico que impregna toda la estructura teórica del análisis económico pero que se hace especialmente visible en la herencia de la escuela neoclásica. La corriente de pensamiento de la Economía Feminista (Marianne Ferber, Julie Nelson, Paula England, Nancy Folbre, Dreirdre McCloskey, por ejemplo) sostiene que: 1) ese sesgo se remonta al nacimiento de la economía y se mantiene históricamente hasta el presente porque los hombres han dominado la comunidad académica, y 2) que la cuestión del género ha afectado a la construcción misma de la disciplina en términos de la percepción del mundo y de la relevancia de las cuestiones objeto de análisis. Así, ciertas actividades y experiencias que son de gran importancia histórica para las mujeres se han visto apartadas de la investigación. Sigue leyendo

La economía del comportamiento

La economía del comportamiento

El Premio Nobel de Economía ha recaído en Richard Thaler, un autor dedicado a poner en cuestión los fundamentos de la economía convencional y a reclamar el diseño de nuevos modelos en que los agentes económicos sean seres humanos y no el Homo Economicus que puebla las escuelas de economía. Antes que él otros economistas han dedicado su obra a la Economía del Comportamiento por la que se premia a Thaler. Mencionaremos solo algunos nombres. Sigue leyendo

Es la mano invisible no el brazo incorrupto, estúpido

Es la mano invisible no el brazo incorrupto, estúpido

No existe en el Pensamiento Económico una intuición que haya causado tanto impacto como la que está contenida en las tres o cuatro líneas que Adam Smith dedicó en la Riqueza de las Naciones a la relación entre el interés individual y el bienestar social.

La mano invisible ha vuelto a escena como consecuencia de la crisis que estalló en los mercados financieros en 2008 y que se extendió, incendiaria, en una gran recesión global. Sigue leyendo

Elección social. Homenaje a Kenneth Arrow

Elección social. Homenaje a Kenneth Arrow

“Los seres humanos viven en sociedad. Antes de que la primera sílaba fuera pronunciada sobre la faz de la tierra, ya había que tomar decisiones que comprometían al grupo entero”[1]

Hace unos tres millones de años, el “homo habilis” andaba erguido, su hábitat natural era el de las sabanas africanas y se alimentaba con una dieta mixta de carne y gramíneas. Los antropólogos relatan que estos homínidos consumían la parte carnívora de su dieta en forma de animales muertos hallados en la pradera. Sigue leyendo

Otra vuelta de tuerca

Otra vuelta de tuerca

En dos entradas anteriores (aquí y aquí) expuse mi creencia de que la Economía tal y como se enseña en casi todas las escuelas del mundo, adolece de un grave defecto de base en la construcción teórica de la demanda. Y que ese defecto del modelo básico de mercado no ha sido reconocido suficientemente por la investigación. Existen muy importantes excepciones como G. Akerloff y B. Shiller que ponen de manifiesto la insuficiencia de la teoría de la elección basada en las preferencias individuales; Sigue leyendo

Pies de barro

Pies de barro

En un post anterior sugería que existe un error fundamental en la teoría económica que se presenta a los estudiantes en los libros de texto de cualquier nivel, desde el introductorio hasta el de los cursos de doctorado. Para describir este error fundamental es conveniente un breve apunte de Historia del Pensamiento Económico. Sigue leyendo

Animal Spirits

Animal Spirits

Desde hace casi una década he estado predicando, como Simón en el desierto, que la teoría económica clásica, la que aparece en todos los manuales incluyendo el mío propio pero también los de economistas mucho más competentes (Samuelson, Phelps o Krugman, todos premios Nobel), adolece de un grave defecto de fundamentos. Y que bien pudiera ser que dicha teoría fuese a la economía lo que la física ptolomeica a la descripción del sistema solar: un error. Un serio y grave error. Sigue leyendo

Elogio de la desigualdad

Elogio de la desigualdad

 

-Esto no tiene nombre –dijo el indignado. ¿Cómo explicáis los economistas esta lacra horrible de desigualdad en la que la crisis del sistema nos ha sumergido?

-Sí, es verdad -dijo el economista. La desigualdad ha aumentado notablemente en los últimos años.

-No sólo ha aumentado -dijo el indignado-. Se trata de niveles escandalosos. He leído que España es el país más desigual de Europa tras Letonia. Sigue leyendo

Doctor Jekyll y Mister Hyde

Doctor Jekyll y Mister Hyde

La economía, como el personaje de Stevenson, saca a pasear sus dos almas. La neoclásica por una parte, con su interés por el funcionamiento del mercado, por la noción de equilibrio y por la racionalidad; y la otra, la de John Maynard Keynes, la de la escuela de Cambridge y el programa político del New Deal, con su mirada en la prosperidad compartida y en el papel del estado moderno. Ningún tema podría representar mejor esas dos almas que el continuo debate sobre Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: