¿Por qué se suicidan las naciones? (algunas)

¿Por qué se suicidan las naciones? (algunas)

Este interrogante es mucho menos amable del clásico de “por qué unas naciones son ricas y otras pobres”, en la senda de Adam Smith, o del exitoso “por qué fracasan los países” de Daron Acemoglu y James A. Robinson, o del “por qué el auge desemboca en el declive de las grandes potencias”, que lanzó hace ya tres décadas Paul Kennedy. No lo oculto. Su rotundidad remite al vértigo de lo que está pasando ahora mismo aquí cerca, como si la historia de repente se hubiese acelerado y perdido el autocontrol. Sigue leyendo

Los Pujol y el tipo de cambio

Los Pujol y el tipo de cambio

Parece un hecho incontrovertible que la familia Pujol pertenece a la galería hispana (con perdón) de las fortunas fáciles. La colusión entre el poder político y los negocios, y un marco institucional que alimente conductas oportunistas para los bien situados son algunas de las explicaciones que se han dado sobre el capitalismo de amiguetes. Son fortunas fáciles, pero no exentas de riesgo (como el de acabar en la cárcel y desprestigiado por los siglos de los siglos). Sin embargo, el azar en algunas ocasiones brinda su dosis de suerte a este tipo de jugadores. Sigue leyendo

La parábola del capitalismo de amiguetes

La parábola del capitalismo de amiguetes

Imaginemos la escena. En la primavera de 1954 se celebra una boda de postín en Madrid. Al enlace entre una licenciada en Filosofía y Letras y un espigado ingeniero de Caminos asisten, como padrinos, testigos e invitados, un arzobispo castrense, seis ministros en activo (de Justicia, Exteriores, Educación, Obras Públicas, Ejército del Aire y Gobernación), un ex ministro de Hacienda, el presidente del Consejo de Estado y de las Cortes españolas, el secretario general del Movimiento (para los muy jóvenes, nada que ver con el running), el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (el padre de la novia), el presidente del Tribunal Supremo, el gobernador del Banco de España, Sigue leyendo

¡No pienses en Trump!

¡No pienses en Trump!

“No pienses en Trump”, le conminó su psicoanalista al historiador de la Economía. Los últimos 45 minutos tumbado en el diván habían sido el relato de una pesadilla. Llevaba ya un mes largo, desde el 2 de noviembre, en que apenas dormía. Pasaba toda la jornada de trabajo y entretenía la vigilia del sueño leyendo toda la información que caía en su tablet y los análisis de politólogos, economistas, sociólogos y opinadores sobre el nuevo elefante que ocupará la Casa Blanca y tendrá a su disposición el maletín atómico. No le tranquilizaba nada que, con meses de antelación, un colega de oficio hubiese sido de los pocos que acertaron el pronóstico. Sigue leyendo

El dilema nuclear y la defensa del consumidor

El dilema nuclear y la defensa del consumidor

Este 26 de abril sonarán sirenas de luto en recuerdo de las víctimas del mayor accidente nuclear del siglo XX, hace ahora treinta años. La efeméride al menos sirve para que el debate nuclear ocupe de nuevo la escena, aunque sea fugazmente. La controversia entre partidarios y detractores de esa forma de energía en sus términos básicos es bien conocida y está marcada por los accidentes en las centrales nucleares de Three Mile Island (1979), Chernóbil (1986) y Fukusima (2011). Sigue leyendo

Desesperando a los mercados

Desesperando a los mercados

Con aplomo nuestro primer interlocutor sostiene que “no nos avergüenza decir que apoyamos, como el resto de las patronales, a aquellos partidos que no incluyen en sus programas unas deformaciones en la economía que son perjudiciales para España”, porque “la práctica de todos los socialismos del mundo” es “sustraer a las fuerzas del mercado y a la iniciativa privada las decisiones”. Vaya prosopopeya. Sigue leyendo

¿Hay que tomarse en serio eso de la reindustrialización?

¿Hay que tomarse en serio eso de la reindustrialización?

A los economistas ortodoxos se les pone una cara de profundo escepticismo cuando algún colega de historia económica sugiere que el Estado puede ser eficaz para que el libre mercado pueda promover el crecimiento industrial y el cambio tecnológico. Menudo anatema frente a la idea de que «la mejor política industrial es la que no existe». Con retraso, nuestro debate económico ha incorporado la necesidad de reindustrializar España más allá del manoseado concepto de qué modelo productivo precisamos. Sigue leyendo

¿Y si pasamos la factura por la fuga de cerebros?

¿Y si pasamos la factura por la fuga de cerebros?

Una de las imágenes recurrentes sobre los efectos devastadores de la Gran Recesión ha sido la de la huida al extranjero de nuestros jóvenes con formación universitaria. Se sostiene que los cerebros mejor preparados del país han buscado una oportunidad fuera ante el colapso del mercado de trabajo español. La percepción social de este fenómeno abunda en la sensación de pérdida de un caudal valioso de capital humano, el despilfarro de los recursos invertidos y el catastrofismo de la generación perdida. Sin embargo, ni siquiera sabemos con certeza cuántos titulados españoles han emigrado.   Sigue leyendo

Sin impuestos no hay paraíso

Sin impuestos no hay paraíso

La crisis ha dejado en evidencia nuestro sistema fiscal. Del lado del gasto sabemos más porque hemos padecido en profundidad la política de austeridad. Recortes en educación, sanidad y otras transferencias sociales jibarizando el Estado del Bienestar. Caída en picado de la inversión pública y hundimiento del gasto en I+D+i. Y mientras el rescate se camuflaba de salvamento bancario se frenaba en seco el acceso al crédito y afloraba el sobreendeudamiento privado (empresas y familias) que acabó cebando la deuda pública. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: