Los Fondos Europeos: Las empresas y la innovación en el centro del debate

Los Fondos Europeos: Las empresas y la innovación en el centro del debate

La crisis sanitaria y económica generada por la Covid-19 se manifiesta en una caída enorme del PIB y un aumento del paro y precariedad laboral sin precedentes. Además, representa una situación de grave riesgo de solvencia y supervivencia para un volumen muy elevado de empresas, sobre todo pequeñas. Pero probablemente, y esto es lo más grave, el Gran Confinamiento no ha hecho más que profundizar en las debilidades estructurales de nuestro tejido económico. La limitada capacidad de nuestra economía para crear empleo de calidad; la falta de innovación, una regulación exhaustiva e ineficiente; una especialización productiva vulnerable y con poco peso de las tecnologías emergentes son síntomas preocupantes de dificultades estructurales de la economía española.

Se repiten los mismos problemas desde hace mucho tiempo, se constatan los mismos obstáculos para avanzar, siempre hablamos de las mismas reformas: laboral, pensiones, educación… que hacen que se pierda la confianza en la capacidad del sistema económico para regenerar las partes más deterioradas del entorno. Se echan en falta políticas, liderazgo y compromisos para impulsar un esfuerzo compartido de modernización.

En este contexto, la puesta en marcha de la iniciativa Next Generation ha abierto un espacio de esperanza de que por fin se podrán abordar las debilidades estructurales que lastran el crecimiento de la economía española y encontrar una senda de expansión más sostenible.

Por ello, reflexionar sobre cómo intervenir para corregir los desequilibrios de las empresas y la economía, no sólo resulta crucial a corto plazo para aprovechar el estímulo de demanda de los fondos europeos disponibles, sino también es esencial para actuar sobre la oferta si nos preocupa la prosperidad en el medio y largo plazo. ¿Cómo debería intervenir el gobierno, qué programas y políticas se deberían impulsar para reducir los obstáculos que lastran el crecimiento de la economía española?

 Las experiencias más exitosas de políticas industriales en los países de la OCDE comparten, al menos, dos características. Por un lado, han realizado un diagnóstico riguroso de los problemas relevantes y barreras que impiden el crecimiento de las empresas. Los problemas de especialización productiva, escasa internacionalización y reducida productividad comienzan en las empresas. Elaborar ese diagnóstico es bastante más complicado que hacer un DAFO o situar el limitado tamaño empresarial de nuestras empresas como referente de todos los problemas sin profundizar en sus causas. Por el otro, las ayudas y las iniciativas de política económica se han dirigido a potenciar a un conjunto de empresas, grandes y pequeñas, e instituciones que configuran un ecosistema de innovación. Se han reforzado los sistemas, no las empresas individuales. Hoy sabemos que los procesos de innovación o de emprendimiento se dan en entornos en los que intervienen múltiples agentes. No hay innovación sin empresas que quieran innovar, pero para ello necesitan de instituciones que iluminen y ofrezcan apoyo a proyectos nuevos. No hay emprendimiento sin emprendedores, pero además hay que obtener financiación, y capacidad para contrastar los prototipos comerciales en los mercados.

La política industrial debería inspirarse en esas experiencias de éxito y establecer líneas de actuación prioritarias bajo dos premisas. Primero, las acciones deben diseñarse para impulsar y mejorar la oferta de productos o servicios que tengan un impacto persistente a largo plazo. Los estímulos de demanda son mucho más efímeros y tienen efectos sobre el empleo y la inversión a corto plazo, pero luego se difuminan y muchas veces se trasforman en gastos corrientes que alimentan el déficit y la deuda futura. Por ejemplo, es mejor facilitar la creación de empresas nuevas que aportan servicios y productos para aumentar la eficiencia medioambiental de nuestros edificios que subvencionar la demanda para implantar paneles solares o recubrimientos ecológicos, fabricados en China, para las viviendas. Segundo, los proyectos a financiar deben identificar unos objetivos ambiciosos pero medibles y alcanzables y tienen que ser un referente para encontrar soluciones a problemas reales. Para ello, los proyectos deben movilizar una amplia gama de recursos públicos y privados, los protagonistas de las propuestas tienen que asumir y compartir riesgos y las acciones a impulsar deben estimular la colaboración entre disciplinas y tecnologías. Los fondos deben orientarse a una misión.

En este contexto, la política industrial debe ser fundamentalmente una política de innovación y de empresa y para ello deberá replantearse sus objetivos e instrumentos en al menos dos aspectos. Primero, ampliando el espectro de indicadores de bienestar social desde una visión estrecha del crecimiento a otra más amplia que incluya la sostenibilidad ambiental y la desigualdad. Segundo, planteando la estrategia industrial como instrumento que cataliza y coordina el cambio y, por tanto, incorpora un liderazgo compartido público/privado que comprometa a muchos actores. En definitiva, la política industrial que se diseñe con los fondos europeos tiene que ser capaz de ayudar a construir ecosistemas de innovación y emprendimiento vinculados al territorio. Debe estimular el cambio de la oferta mediante el desarrollo de contratos e incentivos que faciliten a las empresas la coordinación de las innovaciones que son necesarias hacer en las tecnologías, la capacitación de las personas y las organizaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: