SI ERES RICO ¿POR QUÉ NO ERES FELIZ? La medida del bienestar social (1)

SI ERES RICO ¿POR QUÉ NO ERES FELIZ? La medida del bienestar social (1)

En 1950, Louis Jordan, saxofonista de jazz y de blues de los tiempos gloriosos, publicó esta canción (Si eres tan listo cómo no eres rico?) plena de gracia y de ritmo. Por favor, disfruten. Eso será, tal vez, lo mejor que puedan sacar de este artículo. En 1992, Deirdre McCloskey, aprovechando ese título inefable publicó un libro, If You’re so Smart: The Narrative of Economic Expertise (Si eres tan listo: la narrativa de los expertos en economía) para atacar despiadada y dulcemente el método de trabajo de nosotros, los economistas académicos y también nuestra más que posible soberbia y engreimiento.

Sigue leyendo

Los fondos NGEU y las ventajas competitivas de las regiones

Los fondos NGEU y las ventajas competitivas de las regiones

Recapitulemos: el panorama sigue sombrío y los colapsólogos siguen a lo suyo en una Europa abatida por la pandemia. El rebote récord del PIB español del tercer trimestre de 2020 (un 16,7 por 100, acorde con la caída de abril-junio del -17,8) es interpretado como la nube negra que, vaticinan, ha venido para quedarse. Ante la segunda oleada covid-19, nuestros expertos anuncian que el nivel previo se recuperará como pronto en 2023, aunque las bolsas y los institutos de prospectiva se alborocen ante el anuncio de la vacuna de Pzifer. Nadie duda de la profundidad de las heridas de esta crisis. 

Sigue leyendo

Pandenomics

Pandenomics

(Publicado anteriormente en Diario de Noticias)

La terrible crisis sanitaria que provocó la irrupción del coronavirus en marzo y abril se debió, en parte, a la respuesta tardía a la hora de aplicar medidas para el distanciamiento social. El confinamiento generalizado se decretó cuando los contagios ya se habían extendido en muchas ciudades. La incidencia del virus observada a primeros de marzo ya reclamaba una respuesta inmediata de distanciamiento social y refuerzo de la capacidad hospitalaria. Por temor al colapso económico y al rechazo social se retrasó el confinamiento. Este retraso provocó que el tiempo necesario para volver a la “nueva normalidad” fuera mayor, con un coste económico y social muy superior al que se hubiera tenido si se hubiera anticipado la situación.

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: