¿Animus donandi o incentivos fiscales?

¿Animus donandi o incentivos fiscales?

El mundo de las donaciones ha dado un giro radical en los últimos años. En España la famosa Ley 49/2002 de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, revolucionó a las Fundaciones, Asociaciones, etc., las cuales se vieron por fin reconocidas en su esfuerzo altruista con una compensación fiscal mayor. Esta ley, también incentivó a que aparecieran muchas nuevas instituciones y algunas, como algún caso famoso (Instituto Nóos), terminaron con sus socios entre rejas.

Hay donaciones que se hacen por el Animus donandi que implica una intención de donar, de desprenderse del bien cedido y comprende toda liberalidad de un acto a título lucrativo. En estas donaciones el donante pretende beneficiar al donatario.

Pero a este hecho se le han sumado los incentivos fiscales, que son aquellas deducciones en impuestos que pueden obtener los donantes al realizar la donación. Ello ha supuesto un estímulo adicional, bien sean personas físicas, o jurídicas.

Antes de la citada ley, en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF, en adelante, Ley 35/2006) existía una deducción por donativos, que en Régimen Común se mantiene actualmente (artículo 68.3) en un 10% de lo donado, como deducción en cuota. Algunas CC.AA., aprovechando la cesión de competencias normativas prevista en la Ley 22/2009 por la que se regula el sistema de financiación de las CC.AA. de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía y se modifican determinadas normas tributarias, aumentaron al 25% (Galicia por ejemplo). En el régimen Foral de Navarra es el 25%.

En el Impuesto de la Renta sobre Sociedades (IS, en adelante) no se consideran gasto deducible en el artículo 15.e, ni los donativos ni las liberalidades (Ley 27/2014).

El Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR, en adelante, Ley 5/2004), el artículo 26.a, remite al IRPF.

El cambio normativo introducido por la conocida como “Ley de Mecenazgo” (Ley 49/2002), supone una revolución a este hecho dejando las deducciones como se recogen en la tabla 1.

Tabla 1. Deducciones por donaciones en IRPF, IS e IRNR en Régimen Común.

Tabla 1. Deducciones por donaciones en IRPF, IS e IRNR en Régimen Común.

En la tabla 1, se observa que las donaciones hoy en día, si se realizan a entidades calificadas como beneficiarias del mecenazgo cultural, pueden llegar a generar una deducción en el Impuesto sobre la Renta del 75% los primeros 150 euros donados, y del 30% para el resto si las realiza una persona física. Estas se incrementan hasta el 80% y 35%, respectivamente, si son a programas de I+D universitaria. Además, el donante no tiene que tributar por la transmisión lucrativa, si el donativo fuera un bien.

Si las realiza una persona jurídica, ésta puede incluir como gasto el valor de lo donado, y además obtener una deducción del 35% si es la primera vez que dona, o 40% si es a una Universidad.

Un hecho histórico que se produjo el 15 de abril de 2019, el incendio de la catedral de Notre Dame de París, demostró a la humanidad que se pueden recaudar millones de euros en pocas horas apelando al mecenazgo cultural. ¿Habría sido de otra manera esta recaudación de fondos si en Francia no existiera una deducción por donativos del 60%? Eso no lo sabemos, pero nos ha dejado claro que cuando el donante conoce el destino de lo donado y para él tiene una motivación emocional, es capaz de ser muy generoso.

Otro caso reciente que saltó la actualidad han sido las donaciones realizadas por el empresario Amancio Ortega (dueño de Inditex S.A.), de maquinaria oncológica para hospitales. Han sido muchas las críticas que ha recibido. Pues bien, simplemente aprovecha las ventajas fiscales, estímulos o alicientes que se ofrecen en materia tributaria, pero no hay que olvidarse que contribuye al reparto de riqueza, ya que incide en mejoras en la Sanidad Pública española.

Los legisladores tienen la última palabra sobre ello y parece que España lleva unos años en que la tendencia es potenciar estos incentivos.

El incremento de la deducción cuando el donatario es una Universidad (última columna de la tabla) ha abierto una nueva vía de financiación para estas entidades. A pesar de que las Universidades públicas obtienen la mayor parte de sus recursos del Ministerio de Educación y Formación Profesional, y de los Gobiernos autonómicos, el hecho de que ahora lo donantes privados puedan beneficiarse de incentivos fiscales, las hace más atractivas para ellos.

En ambos regímenes fiscales, Común y forales, se han establecido formas de mecenazgo empresarial con Universidades:

  1. Los convenios de colaboración empresarial en actividades de interés general.
  2. Los programas de apoyo a acontecimientos de excepcional interés público.
  3. Agrupaciones de interés económicos e inversiones en I+D+i
  4. Nueva deducción por gastos en investigación, desarrollo e innovación para los financiadores de proyectos de I+D+i.

La última forma de colaboración solo está establecida para los regímenes forales de Navarra, Vizcaya y Guipúzcoa.

En Navarra, por tanto, está muy desarrollado el mecenazgo. Contamos con una ley análoga a la 49/2002 que es anterior a ella la Ley 10/1996 Reguladora del Régimen tributario de las Fundaciones y de las actividades de Patrocinio y se le han sumado dos modificaciones, la que introduce el mecenazgo cultural  (Ley 8/2004) y la del mecenazgo social (Ley 25/2016). Esta distinción entre entidades que se dedican al mecenazgo cultural y social dota al régimen foral de una peculiaridad singular frente a lo legislado en Régimen Común. Las deducciones que se pueden obtener se muestran en la tabla 2.

Tabla 2. Deducciones por donaciones en IRPF, IS e IRNR en Régimen Foral de Navarra.

Picture 2

La Catedral de Pamplona, en junio de 2019 introdujo el “cepillo digital” que va a permitir realizar donativos a los fieles, mediante tarjeta, teléfono o reloj smartwatch, y poderse practicar deducción por ello en el impuesto de la renta.

Tenemos un amplio abanico de entidades e instituciones a las que realizar donativos. No hay duda de que las Universidades, que son una de ellas, desarrollan un papel fundamental en la investigación y el desarrollo humano. Son fuente de talento y de grandes investigadores que con financiación privada podrían desarrollar más carreras investigadoras. La mayor parte de los avances de la Universidad salen del trabajo de grupos de investigación. ¿Te animas a realizar un donativo a una Universidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: