Información, incentivos y desempleo: Bienvenido Mister Stiglitz

Información, incentivos y desempleo:  Bienvenido Mister Stiglitz

En los próximos días, Joseph Stiglitz visitará la Universidad Pública de Navarra y pronunciará una conferencia sobre Capitalismo, Desigualdad y Globalización. La obra de este profesor de la Universidad de Columbia y Premio Nobel de Economía es muy conocida en todo el mundo. Sus publicaciones le han convertido en una de las voces más críticas no solo con la teoría económica ortodoxa, sino también con la gestión política del capitalismo global. Pero lo que estas líneas querrían destacar es su teoría de la información asimétrica que fue la razón principal de la concesión del Nobel. La nota de prensa de la Real Academia Sueca afirmaba: “Stiglitz ha demostrado que la información asimétrica puede proporcionar las claves para entender muchos fenómenos que se observan, como el desempleo o el racionamiento del crédito”. Expondremos brevemente su modelo del desempleo desarrollado con Carl Shapiro y publicado en la American Economic Review.

Cuando el sistema económico se enfrenta a una crisis de demanda (como en 1929 o en 2007), la primera consecuencia es la caída de las ventas y de los precios. Y la segunda el despido de trabajadores y el aumento del desempleo. La teoría clásica afirma que la situación puede recomponerse solo si los salarios disminuyen lo suficiente para que los empresarios puedan mantener sus plantillas a costes laborales más bajos. Sin embargo, Keynes conjeturó que la reducción de salarios nominales no sería fácil. E incluso puede que no sea efectiva. Durante la Gran Depresión los salarios disminuyeron un tercio, pero eso no sirvió. ¿Deberían haber caído aún más? ¿Cuánto más?

Las razones por las que los salarios no disminuyen hasta que la crisis ya ha hecho su trabajo de demolición, se centran, según la economía clásica, en dos: la actividad reguladora del gobierno, sobre todo en la determinación del salario mínimo, y las presiones de los sindicatos. Pero existen muchos países en los que no existe salario mínimo y en los que el poder sindical es muy pequeño. Eso no les ha hecho inmunes al desempleo. Así que tiene haber otras razones para que los salarios estén por encima del nivel de pleno empleo. Son estas:

  • Evitar el escaqueo (shirking). El trabajador puede desempeñar su tarea eficientemente o no. Y es muy difícil y/o muy costoso controlar la calidad del esfuerzo desarrollado. Una vía alternativa para garantizarla es pagar un incentivo de eficiencia. De esta manera, el trabajador que incumple su tarea y es despedido pierde no solo su salario, sino también el incentivo.
  • Minimizar la rotación de trabajadores: Los trabajadores son el mejor activo de una empresa. Su entrenamiento es costoso. Los salarios de eficiencia son el incentivo para que los trabajadores en los que se ha invertido en formación, se mantengan en la empresa.
  • Selección de los mejores: Cuando el desempeño laboral depende de la diferente habilidad de los trabajadores, las empresas con salarios de eficiencia atraerán a trabajadores más capaces.
  • El estímulo moral: Los salarios de eficiencia estimulan una moral de trabajo alta que aumenta la productividad.
  • Salud en el trabajo: En los países en desarrollo, los salarios de eficiencia pueden permitir a los trabajadores alimentarse lo suficiente para evitar enfermedades y ser capaces de trabajar con mayor productividad.

Por lo tanto, cada empresa tiene incentivos para fijar salarios por encima de los que están vigentes en la industria, garantizándose así la calidad del esfuerzo y la eficiencia productiva. Pero una vez que una empresa está fijando salarios por encima de los del mercado, el resto de empresas queda en una situación de inferioridad, así que tendrá que fijar a su vez salarios más altos. Puesto que esta es la estrategia óptima de cada empresa, el salario de la industria acaba por ser superior al del mercado. Pero a un salario superior al del mercado, no toda la oferta de trabajo puede ser absorbida y aparece el desempleo. Ahora veamos qué ocurre con los mecanismos clásicos de oferta y demanda. Los trabajadores desempleados se ofrecerán a las empresas por un salario menor. Pero las empresas no aceptarán esta oferta para no situarse en posición de desventaja con las que ofrecen salarios de eficiencia. Es más, el desempleo es una condición fundamental del equilibrio de mercado. Si todos los trabajadores tuvieran empleo, el salario de eficiencia no garantizaría la calidad del trabajo ni evitaría las rotaciones: “Mostramos que en el equilibrio tenía que haber desempleo: el desempleo era el mecanismo de disciplina que obligaba a los trabajadores a trabajar intensamente.” (Stiglitz, discurso de recepción del Premio Nobel).

La teoría de los salarios de eficiencia se constituye como una explicación válida de la rigidez de los salarios. La importancia de la información asimétrica en la persistencia del paro ha sido reconocida como una contribución esencial al avance de la ciencia económica y a la mejor comprensión de los problemas de las economías modernas. Uno de los mayores nutrientes de la riqueza de las naciones y del bienestar de los seres humanos es el talento. Bienvenido a Navarra, mister Stiglitz. Tenerle entre nosotros es, sin duda, un gran honor.

 

  1. Gracias por el post, Jorge. Muy bien explicada la información asimétrica y su impacto sobre salarios y empleo en el mercado de trabajo. Otra gran contribución de Joseph Stiglitz es el modelo de competencia monopolística con una función de demanda caracterizada por una elasticidad de sustitución entre bienes diferenciados constante. Es muy sencillo y representó un avance importante para construir modelos macroeconómicos con fundamentos microeconómicos que fueran capaces de reproducir aspectos de la realidad que la competencia perfecta no permite (diferenciación de producto, poder de mercado para fijar precios, beneficio empresarial).
    El paper donde se desarrolla este modelo es
    Dixit, Avinash K & Stiglitz, Joseph E, 1977. “Monopolistic Competition and Optimum Product Diversity,” American Economic Review, American Economic Association, vol. 67(3), pages 297-308, June.
    Looking forward to seeing Mr Stiglitz’s talk at UPNA!!

    Me gusta

  2. El artículo sobre salarios de eficiencia se publicó en 1984, pero se ve que desde antes (el que citas del 77) ya estaba dándole vueltas a ampliar la estructura teórica de los modelos de decisión microeconómicos para dar cabida a supuestos mucho más realistas que los puros competitivos. Hay algún modelo macro (de equilibrio general) que contemple mercados de competencia monopolística?
    Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  3. Sí que los hay. Los modelos Neokeynesianos asumen tanto competencia monopolística como rigideces de precios en los mercados de bienes. Estos supuestos permiten que los shocks de demanda (en particular, los shocks monetarios) generen efectos sobre la producción y el empleo que los modelos macro de competencia perfecta no pueden explicar. Hoy en día el modelo Dynamic Stochastic General Equilibrium (DSGE) es muy popular y se enseña en muchas escuelas de doctorado. Es un modelo Neokeynesiano basado en el comportamiento optimizador de los agentes que además de competencia monopolística y rigidez de precios tiene otras “fricciones” que lo acercan más a la realidad como rigideces de salarios, costes de ajuste en la inversión, preferencias de la familia con dependencia temporal (consumption habits), reglas de indexación sobre precios y salarios,… Al estimar el modelo con datos reales, es capaz de reproducir muy bien las características de los ciclos económicos y su poder de predicción es comparable a modelos econométricos autorregresivos. Un ejemplo lo tienes en:
    Frank Smets & Rafael Wouters, 2007. “Shocks and Frictions in US Business Cycles: A Bayesian DSGE Approach,” American Economic Review, American Economic Association, vol. 97(3), pages 586-606, June.

    Me gusta

  4. Pingback: La desigualdad como decisión (política) « De qué vais? #LosEconomistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: