Repensando el Futuro: ¿Hacia dónde va el mundo del trabajo?

Repensando el Futuro: ¿Hacia dónde va el mundo del trabajo?

Por Emilio Huerta y Sara Turumbay (publicado en el Diario de Navarra)

A principios de octubre se ha celebrado en Pamplona el 50º Congreso de AEDIPE (Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas). Los resultados de las ponencias y debates que hemos tenido entre gerentes, y responsables de recursos humanos de muchas empresas, académicos, sindicalistas y decisores públicos están llenos de interesantes reflexiones sobre un futuro que emerge con rapidez. Hay todavía más preguntas que respuestas podemos ofrecer sobre los cambios que se están produciendo y las estrategias que las empresas deben abordar, pero una cosa resulta clara: el futuro que viene nos separa con rotundidad del pasado y del presente, y nos va a exigir como sociedad, respuestas innovadoras y creativas. Necesitaremos asumir riesgos, mejores ideas y actitudes proactivas, si queremos abordar con éxito el cambio que viene.

“Tenemos un mercado de trabajo que, a pesar de las reformas, obtiene un mal resultado en términos del empleo…”

El contexto de la economía en España está cambiando rápidamente. Tenemos un mercado de trabajo que, a pesar de las reformas, obtiene un mal resultado en términos del empleo que genera así como de su calidad, ya que sigue existiendo una brecha muy notable entre trabajadores con empleo fijo y temporales. Los cambios tecnológicos, los procesos de digitalización y la robotización de actividades productivas que ya se vislumbran en las empresas, están teniendo consecuencias sobre el contenido del trabajo, las estructuras organizativas y las capacidades y competencias necesarias tanto en puestos directivos, como en otras posiciones. El equilibrio de poder en las organizaciones y la sociedad están cambiando. Hay colectivos que se están beneficiando con claridad y otros que resultan claramente desfavorecidos o, por lo menos, se enfrentan a cambios sustanciales en su relación con el trabajo. Y además hay una presión continua en forma de intensificación de la competencia en muchos mercados, que exige de las empresas encontrar caminos nuevos si quieren seguir disfrutando de sus ventajas competitivas. Innovar, minimizar costes, externalizar sus actividades menos valiosas e integrarse en las cadenas de valor más atractivas, son estrategias nuevas que muchas empresas deben desarrollar si quieren sobrevivir en un mundo más incierto y competitivo.

Estas fuerzas llevan a que nos preocupemos por cinco cuestiones esenciales ¿Qué está pasando con el empleo y cómo será el del futuro? ¿Cómo serán las condiciones de trabajo y los salarios para un número creciente de trabajadores? ¿Cómo evolucionarán las relaciones entre empresarios, sindicatos y trabajadores? ¿Cómo atender la desigualdad que estos fenómenos están originando? Y ¿Cómo serán las empresas mejor posicionadas para competir en el futuro?

“…la nueva economía que se acerca con enorme rapidez, llega para quedarse y que ello nos va a exigir como sociedad un esfuerzo colectivo…”

Sobre estas cuestiones hemos estado discutiendo intensamente en el Congreso de la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas. No hay muchas certezas, pero una reflexión resulta clara, y es el convencimiento de que la nueva economía que se acerca con enorme rapidez, llega para quedarse y que ello nos va a exigir como sociedad un esfuerzo colectivo para repensar muchas de las instituciones y regulaciones de los mercados que hasta ahora estaban funcionando. Habrá que cambiar también en profundidad la estructura y funcionamiento de muchas de nuestras empresas si queremos que se adapten mejor y por último, deberemos, como ciudadanos y trabajadores que somos, abandonar tantos miedos y perplejidades, reducir las resistencias y confrontaciones, asumir más riesgos y mejorar con innovación y formación, las aptitudes y competencias que nos preparen para un mundo más complejo e incierto. Como indica P. Drucker, “la mejor forma de predecir el futuro es crearlo”. Ésta ha sido nuestra principal tarea en estos días de Congreso*.

(*) Más información sobre el Congreso: 50congresoaedipe.com

  1. Hacia 1820 el rey de Inglaterra y una nutrida representaqción del Parlamento, entre la que figuraba David Ricardo, visitaron una fábrica textil que había fundado un empresario llamado Robert Owen en las colinas de New Lanark . Robert Heilbroner escribe así sobre lo que se encontraron en medio del horror de las relaciones laborales de los primeros años de la revolución industrial. “… y dentro de la fábrica se ofrecía un espectáculo todavía más asombroso. Cada equipo de trabajadores colgaba en alto un cubo de madera pintado de colores… Los claros indicaban que el trabajo cumplía los objetivos previstos mientras que los oscuros indicaban lo contrario…”
    Creo que 200 años después, emnpresarios y sindicatos tienen mucho que aprender sobre modelos en los que la producción se desarrolla como un juego cooperativo en lugar de uno estratégico.

    Me gusta

  2. Estoy muy de acuerdo con el comentario de Jorge. En muchas empresas españolas, la mayoría, las relaciones entre los principales protagonistas de la acción colectiva empresarial, accionistas y dirección, por un lado y trabajadores y sindicatos, por otro, están construidas desde la desconfianza y el conflicto. No existe normalmente en las empresas un proyecto compartido y esto tiene consecuencias en términos de los recursos, esfuerzos y compromisos aportados por todos los participantes de la organización.
    Esos comportamientos y estrategias limitan la capacidad de la organización para generar y distribuir riqueza y valor. La cuestión realmente importante desde la perspectiva de la gestión, es cómo actuar en la empresa, con qué mecanismos incidir, para transformar un juego estratégico que limita la creación de riqueza, en un juego mucho más cooperativo. Una cuestión esencial, me parece a mí, es cómo generar confianza entre las partes y aquí el papel de los directivos, íntegros, benevolentes y consecuentes lo considero esencial para empezar a cambiar las cosas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: